Siguenos

Mula, historia y tradición

Mula, historia y tradición

La segunda mitad de nuestro recorrido también nos lleva a rincones históricos de la Región de Murcia, entre ellos este municipio que marca el final del tercer tramo del Camino de Levante

Nuestro recorrido previo por el 90K Camino de la Cruz se encuentra ya en la segunda mitad del itinerario, una singladura que nos seguirá acercando a históricos y singulares rincones de la Región de Murcia. Uno de ellos es sin duda Mula, donde pondremos punto culminante al tercer tramo del Camino de Levante (Alguazas-Mula), adentrándonos en el cuarto y penúltimo, Mula-Bullas.

Alrededor del km. 51, coincidiendo con el lugar que nos ocupa, encontraremos uno de los puntos clave en el trayecto, con zona de avituallamiento líquido y sólido, fisioterapia, aseos, mochila para el punto medio, atención médica sanitaria, punto de abandono y, por supuesto, el lugar de salida de la modalidad de Maratón.

Sin duda alguna, una de las grandes tradiciones por las que se conoce este municipio es por La Noche de los Tambores, fiesta declarada de Interés Turístico Nacional y que cada Martes Santo, a partir de las 12 de la noche y hasta las 4 de la tarde del Miércoles Santo, ininterrumpidamente, hace temblar a toda la ciudad con su atronador redoble.

Uno de los lugares más característicos es la Plaza del Ayuntamiento, donde se sitúan la Parroquia de San Miguel y la Torre del Reloj, de 1806. Visita obligada merece también uno de los yacimientos rupestres más importantes de la Región, el Abrigo del Milano, con pinturas que cuentan más de 6.000 años de antigüedad, así como el museo de Cigarralejo, todo un nombre propio en la Cultura Íbera a nivel mundial. Emblema muleño es la Casa Pintada, casa-palacio de 1770 donde se encuentra actualmente el Centro de interpretación del arte contemporáneo, con más de un centenar de piezas del famoso artista de la tierra Cristóbal Gabarrón.

Si bien, las vistas de Mula son únicas desde el Castillo de los Vélez, uno de sus principales atractivos, en lo más alto de la localidad. Igualmente el casco antiguo, declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico-Artístico, nos ofrece el Real Monasterio de la Encarnación, sobre una ermita del siglo XVI que aún mantiene la torre del campanario.

Son numerosos, pero no los únicos atractivos que nos ofrece Mula. Una ciudad donde historia y tradición se dan la mano, una de esas joyas que el Camino de la Cruz nos brinda la oportunidad de disfrutar.