90K ECO

90K ECO

Al emprender la aventura de organizar e impulsar la prueba 90K Camino de la Cruz, la A.D. 90K tuvo claro que uno de los pilares básicos de todas sus actividades era el impulso e implantación del movimiento 90K Eco.
Este movimiento tiene entre otros objetivos, la concienciación de la sociedad en el mantenimiento del entorno natural que nos rodea, el impulso de actividades generadoras de riqueza medioambiental  y conseguir que la prueba 90K Camino de la Cruz sea un referente en cuanto al cuidado del medio ambiente.
Para lograr este último objetivo se ha incluído una botella plegable en la bolsa del corredor, recipiente que se puede utilizar para almacenar líquidos durante la prueba. Además no se van a entregar vasos de un solo uso a lo largo del recorrido, siendo obligatorio el uso de botellas, depósitos de agua o vasos plegables para participar en la prueba.
En la bolsa del corredor se incluye una bolsa de almacenaje, en la que los corredores podrán transportar sus desechos entre avituallamientos para poder depositarlos en los puntos limpios habilitados en cada avituallamiento.
Previo a la prueba se han realizado campañas se sensibiliación en RRSS, y en la Feria del Corredor y durante la prueba habrán voluntarios realizando tareas de concienciación hacia el cuidado del medioambiente.
Después de la misma se cuantificarán los desechos recogidos y que ha originado la prueba, realizando una plantación en el camino, que ayude a compensar la huella de carbono producida.
CUIDAR NUESTRO ENTORNO ES TAREA DE TODOS, CORRAMOS SIN DEJAR HUELLA